Reflexión sobre les ILLES BALEARS. COVID-19

Incidencia. Planificación. Inversión.

En Baleares, el impacto y las dificultades para abordar la crisis van a ser enormes. Los informes de la Organización mundial del turismo y de Exceltur, sobre el impacto de la pandemia en el turismo mundial, nacional y por zonas, son muy preocupantes. Por lo que respecta a Baleares, cifran en unos 6.000 M la caída del gasto turístico directo e indirecto. También el CES e Impulsa anuncian caídas importantes del PIB Balear. 2020 será, pues, un año de una larga temporada baja.

Podemos abordar esta situación como una catástrofe o como una oportunidad. Una oportunidad por la que todos, de una manera u otra, pagaremos un alto precio, disponer de un año para llevar a cabo un debate en profundidad sobre cómo abordar la puesta a punto, puesta en marcha y la posterior recuperación.

Hasta ahora hemos sido siempre la consecuencia de lo que pasa en el mundo nunca la causa de nada. Es tiempo de inteligencia, reflexión y acción.

¿Qué estamos aprendiendo con el confinamiento?

Lo queramos o no, formamos parte de un inédito experimento a escala real e internacional, que nos permite realizar constataciones y formular preguntas.

Primero, constatamos el alto grado de implicación y responsabilidad de la ciudadanía cuando se le explica el problema y se enfrenta a la fría crueldad de las cifras de muertos y la proximidad del impacto.

En segundo lugar, y no menos importante, la constatación de que el sistema es robusto. Lo esencial puede seguir funcionando con un grupo reducido de trabajadores: 1/M, aproximadamente el 2% de la población a nivel nacional, con un uso limitado de IA, Big Data y/o robótica. Un país más avanzado en estos ámbitos podría, incluso, funcionar con menos gente. Es un dato importante a considerar para planificar, con tiempo, la respuesta en el caso de pandemias más letales.

Un tiempo de oportunidades

Podríamos aprovechar esta crisis, como una oportunidad para:

  • Replantear y reestructurar los objetivos a conseguir, dándoles una nueva dimensión: utilizar la IA y Big Data para hacer inteligente todo el sistema esencial de infraestructuras, equipamientos,  sanidad, etc., aprovechar la coyuntura para conseguir que los sistemas básicos, imprescindibles, puedan funcionar, sean resilientes, y nos protejan si se produce una segunda ola del covid19 o una nueva y más mortífera pandemia.
  • Modernizar la administración.  Las diferentes administraciones, los funcionarios,  deberán implicarse, directamente, más que nunca, durante este año, en este proceso. Ahora más que nunca adquiere sentido y valor el documento del Col.lectiu Alternatives: “Pensar per avançar”, especialmente el apartado: Sector público, planificación y sistemas de información, y evaluación de políticas públicas (junio 2018) así como el trabajo sobre los indicadores económicos realizado por el Cercle d’Economia. Es necesario que, de una vez por todas, se establezca en Baleares un sistema de administración avanzada capaz de gestionar eficazmente tanto el día a día cotidiano como posibles futuras situaciones de riesgo.
  • Modernizar nuestro sistema productivo mediante la implicación decidida y coordinada, de mandos intermedios y superiores en el empeño. Avanzar hacia una sociedad Smart, imaginando e implementando escenarios nuevos. Serán, más que nunca, necesarios líderes, capaces de generar y compartir visiones de futuro, capaces de ilusionar y motivar a sus pares en un proyecto en común.

Medida urgente de carácter extraordinario: extender la figura de los fijos discontinuos y acordar una renta básica

El funcionamiento normal en el sector turístico ha estado basado, en buena medida, en la figura de los fijos discontinuos en temporada baja.

Si consideramos 2020 como un año completo de temporada baja, parece que una solución sería extender, en el tiempo, y con carácter extraordinario, la figura de los fijos discontinuos, implementando, además, una renta básica para quienes no queden cubiertos por dicha figura.

Medidas concretas para abordar el control del covid19 y futuras pandemias en Illes Balears.

  • Planificar cuidadosamente el desconfinamiento. ‘Medir, rastrear, distanciar y apoyar: una caja de herramientas para la carrera hasta la aparición de una vacuna contra el coronavirus’ (https://dobetter.esade.edu/es/coronavirus-medidas-vacuna ), ofrece claves y herramientas a tener en cuenta.
  • Disponer de más y mejores datos y para ello es imprescindible la utilización eficaz y masiva de la IA, crear y mantener un sistema de Big Data para la investigación, intervención, seguimiento y control de la evolución de la transmisión del virus y para analizar el impacto de las medidas adoptadas.  El papel a desempeñar por el IBESTAT y  las Universidades es clave: trabajar coordinadamente, intercambiando datos, herramientas y análisis con otras universidades e institutos de investigación.
  • Reforzar el sistema sanitario y el de predicción de epidemias mediante el establecimiento de un sistema de alertas tempranas.
  • Proporcionar formación específica para la lucha y control de enfermedades víricas no solamente en sanidad sino en otros ámbitos directamente involucrados (servicios mínimos: supermercados, transportistas, tiendas, etc.).
  • Sensibilizar a la ciudadanía, mediante herramientas y agentes eficaces, comunicando objetivos y medidas, implicándola en la búsqueda de soluciones.
  • Crear un estado de confianza en la administración, demostrando ésta que está capacitada para llevar a cabo las tareas de detección, prevención seguimiento y control, es decir, para dar respuesta a las necesidades vitales de la ciudadanía.
  • Permitir a la ciudadanía recuperar la confianza en los políticos como agentes activos implicados en la búsqueda conjunta de soluciones en  temas de salud pública y efectos derivados. El Cercle puede y debe contribuir decisivamente a este proceso.

Implementar este proceso de reflexión, acción, modernización, y saber transmitirlo a la ciudadanía balear y española, y, especialmente, a los países emisores de turistas, serviría, a futuro, para potenciar una imagen de sociedad seria, capacitada para identificar y controlar situaciones de riesgo, a la par que respetuosa con el medio ambiente. Valores que sin duda constituirán un atractivo para atraer un turismo informado y concienciado, un turismo de calidad.

Menú