Daniel Innerarity explica la relación entre inteligencia artificial y democracia

El entorno tecnológico está en constante cambio y afecta a la vida de la ciudadanía y de sus instituciones. La robotización, la digitalización y la automatización ya son algo cotidiano y aun no sabemos en qué forma cambiará la sociedad y la política. El tráfico de datos personales, que revelan todo tipo de información de los usuarios, suma incertidumbre a la fórmula.

Son algunas de las preguntas que el Catedrático de Filosofía Política y Social e investigador en la Universidad del País Vasco se plantea para abordar el estudio sobre inteligencia artificial y democracia que detalló ante los socios del Cercle.

Para Innerarity hay varias claves a observar: que internet y sus algoritmos funcionan con sesgos que no actúan bajo una vigilancia democrática. Ante ello hay grandes desafíos como descifrar la lógica de los distintos lenguajes que pueden ser utilizados e implementar sistemas que imposibiliten la corrupción.

La tecnología no es neutral pero tampoco determinista».

Innerarity también destacó la existencia actual de tres modelos de competencia -el norteamericano el chino y el europeo- que pugnan por el mercado digital. Mientras el sistema europeo mantiene sus principios rectores de preservación de la privacidad o de protección del medio ambiente, entre otros, se propicia que los otros mercados deban seguir dichos estándares si quieren permanecer en el mercado digital europeo.

 

 

Josep Maria Vicens ingresa en la Reial Acadèmia de Medicina de les Illes Balears
Presentación de la novela «Las Hojas del Ayer» de Francisco de Asís Maura
Menú