Propuestas de los Cercles de Mallorca y Menorca sobre actuaciones urgentes

El Círculo de Economía de Mallorca y el Círculo de Economía de Menorca han presentado en la tarde de hoy un decálogo de propuestas de actuaciones urgentes ante un escenario post COVID-19. Los presidentes José María Vicens, de la entidad mallorquina; y Francesc Tutzò, de la entidad menorquina han sido los encargados de hacer esta presentación.

Ante la alarma sanitaria, económica, laboral y social, con unas consecuencias inimaginables en todos los sectores de las islas, los Cercles d’Economía de Menorca y de Mallorca consideramos que es crítico e indispensable realizar un esfuerzo conjunto que incluya en el Gobierno de las Islas Baleares, a los Consejos Insulares, en los municipios, a todos los partidos políticos, a la sociedad civil, a los agentes sociales y otras entidades. En este sentido se ha impulsado la constitución de una plataforma de diálogo abierta a la participación de todas las entidades y asociaciones de las islas. Pensamos que hay que tomar medidas urgentes y también reflexionar sobre la fragilidad y vulnerabilidad que ha demostrado la economía de nuestro archipiélago.

Los Círculos de Economía de Mallorca y de Menorca presentamos un decálogo de medidas urgentes e inmediatas:

  • Unas islas seguras. Hacer todos los esfuerzos para conseguir que las Islas Baleares sean una región sanitaria cien por cien segura para los residentes y para los que nos visitan. Tenemos que asegurar que nuestro sistema sanitario -asistencial y de salud pública- tenga la máxima capacidad de detección y control; hay que reforzar la Atención Primaria, con disponibilidad de macetas PCR para las personas que presenten síntomas de contagio del COVID-19, y un control sanitario exhaustivo a los grupos más sensibles al virus (profesionales sanitarios, residencias de gente mayor, centros de día y atención domiciliaria, contactos…).
  • Proteger a las personas más vulnerables (Renta básica). Es necesario Implantar urgentemente la renta mínima temporal para los más necesidades. Subsidio con vencimiento prorrogable, justificando las condiciones que den derecho a mantenerla.
  • Proteger a las empresas (Liquidez). La liquidez tiene que llegar a las empresas de manera rápida y en cantidad suficiente antes de que aumenten las insolvencias. Convendría que las administraciones pagaran a 30 días.
  • Proteger a los trabajadores (ERTES). Atendida la dependencia del turismo de nuestras Islas, se tiene que alargar el plazo todo el tiempo que sea necesario.
  • Proteger a los autónomos y PYMES (Créditos ICO). Implantar una tramitación muy abreviada, que garantice la disponibilidad del dinero de manera rápida, y que incluya una resolución inmediata si el importe solicitado no es superior en 200.000,00 €. Establecer por el préstamo un periodo de 5 años, con 1 año de carencia, y un interés fijo de 1,5%. Hacerlos extensivos a todas las empresas dichas esenciales en el estado de alarma y que han mantenido su actividad y los lugares de trabajo.
  • Recuperar la Conectividad del archipiélago. Definir y establecer normas de funcionamiento y controles sanitarios para la operatividad de puertos y aeropuertos. Permitir y facilitar la movilidad de las personas entre «zonas o regiones seguras» del estado español y de diferentes países europeos. Desde las instituciones promocionar Baleares como territorio seguro. Diseñar un programa de subvenciones o tarifas especiales por el transporte aéreo y marítimo, tanto por España como por los territorios seguros del extranjero, para garantizar una conectividad real, no limitada por posibles precios abusivos.
  • Una administración muy ágil, eficiente y flexible (Obras y Servicios). La construcción es un sector estratégico por la economía de nuestras islas. Por lo tanto se tiene que iniciar, cuanto antes mejor, la ejecución de los proyectos de obra pública que las distintas Administraciones (estatal, autonómica, insular y local) tienen parados y pendientes, incluidos los Planes de Obras y Servicios. Agilizar toda clase de licencias y trámites administrativos. Priorizar la contratación de trabajadores y empresas residentes en Baleares.
  • Reactivar nuestra economía y atraer capital:

o Ayudar al sector primario. Potenciar mercados locales y priorizar la exposición y venta del producto Balear y KM0 a las grandes superficies. Potenciar la marca producto balear e impulsar una plataforma común de venta y de exportación.

o Ayudar al sector secundario. Potenciar el sector industrial con la aplicación del REB, para que Baleares pueda competir con igualdad de condiciones con los territorios peninsulares. Crear un paquete de medidas fiscales para las industrias y los autónomos del sector, condonando este ejercicio el IAE y el IBI. Potenciar las marcas propias (made in Menorca, Mallorca, Ibiza y Formentera).

o Ayudar al sector terciario. El comercio, el transporte, la restauración y la hoteleria son el motor fundamental de nuestro sistema económico. Es necesario para evitar su parálisis condonar temporalmente la carga tributaria. Potenciar una gran campaña de marketing de islas seguras desde los Consejos insulares, para reactivar estos sectores y facilitar la llegada del turismo residencial y del nacional, en una primera fase.

Creación de la figura de un responsable de inversiones estratégicas, alto comisionado o equivalente, dependiendo de la Presidencia del Gobierno Balear, para coordinar de manera resolutiva con la administración y con los políticos otras instituciones baleares que se agilicen todos los trámites y permisos para su realización, evaluando la progresión y los resultados.

Es imprescindible una administración más ligera, eficaz, eficiente y resolutiva (digitalizada).

  • Potenciar el Consumo. Diseñar medidas para incentivar el consumo privado y público para evitar la deflación. Poner en marcha medidas efectivas de protección del comercio local.
  • Fortalecer las telecomunicaciones. Asegurar el mantenimiento y la mejora de las redes de telecomunicaciones, garantizando el acceso de calidad de internet en todo el territorio de las Islas para favorecer el teletrabajo y la economía digital.

El presente nos ha traído la crisis más importante de nuestra historia reciente con un impacto sanitario, laboral, económico y social agobiante. Los esfuerzos para salir de ella con éxito tienen que ser superiores a las amenazas y son de una complejidad enorme. Además de las acciones de urgencia es fundamental también y desde ahora, trabajar en una hoja de ruta que nos guíe en el viaje hacia un nuevo modelo económico y a la recuperación total del bienestar.

Entidades cívicas y sociales analizan las principales problemáticas de los sectores de turismo, restauración y de agricultura y ganadería
José Manuel García-Margallo prevé una recesión de dos o tres años por la crisis del COVID-19
Menú