El Brexit duro es la peor opción para nuestras empresas

El Reino Unido puede optar por establecer un acuerdo de comercio similar al de Noruega, uno de favorezca el libre comercio, un acuerdo bilateral o la peor opción, que no haya acuerdo

Ramón Mullerat, Enrique Tejedor y Jack Lenzan del servicio de impuestos y servicios legales de Price Waterhouse Cooper (PWC) han analizado esta tarde, durante la conferencia sobre el Brexit organizada por PWC, la Asociación Balear de Directivo y el Cercle d’Economia de Mallorca, la situación actual de la salida del Reino Unido de la Unión Europea y sus repercusiones legales y fiscales sobre las empresas baleares que realizan operaciones entre nuestra comunidad y el país británico.

Ante la incertidumbre que envuelve el Brexit durante los últimos meses y ante la cercanía de la fecha límite (29 de marzo) para llegar a un acuerdo antes de que se produzca la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Mullerat ha explicado los posibles modelos comerciales que se pueden llegar a producir entre las comunidades europeas y el país anglosajón. «El Reino Unido puede optar por establecer un acuerdo de comercio similar al de Noruega, uno de favorezca el libre comercio, un acuerdo bilateral o la peor opción, que no haya acuerdo y que la ruptura pueda ser caótica para las empresas».

La posibilidad de que se produzca un Brexit duro es en la actualidad «la opción con mayor probabilidad de producirse» ha asegurado Tejedor, que no ve posible que se produzca un nuevo referéndum o posibles elecciones generales.

Enrique Tejedor precisamente también ha tratado las repercusiones fiscales que puede implicar la salida del Reino Unido el próximo 29 de marzo. «Es importante analizar las actividades económicas que realizamos entre Reino Unido y España y empezar a preparar una serie de contingencias que nos ayuden a amortiguar el golpe. La preparación es fundamental ante una situación muy compleja».

Por su parte, Jack Lenzan ha analizado el impacto que supondrá el Brexit sobre la ciudadanía extranjera que se encuentra en España, sobre todo en Baleares y en el Reino Unido. «El país británico quiere revalorizar la calidad de los recursos humanos y quiere establecer una política muy parecida a la de Australia, es importante por eso, que España y Reino Unido establezcan un acuerdo bilateral que no perjudique a los ciudadanos de ambos países dado su estrecha unión».

José Ferrer ofrece la segunda parte de la audición guiada sobre Mozart
Cena-coloquio con Antoni Terrasa
Menú