Piqué «La falta de un proyecto común el motivo de división de la Unión Europea»

Un Oriente pujante con China, Corea del Sur, India o Japón como principales potencias que están experimentando un crecimiento económico con el que Europa a día de hoy no puede competir

Josep Piqué, exministro de Asuntos Exteriores, ha ofrecido una conferencia este mediodía en el Hotel Valparaiso. Invitado por el Cercle d’Economia de Mallorca, Piqué ha analizado el estado geopolítico global y los riesgos y amenazas a los que Europa debe hacer frente en un futuro inmediato. “La falta de un proyecto común está provocando la división de la Unión Europea” ha afirmado el exministro.

La Unión Europea está perdiendo fuerza en el ámbito de la política internacional, ha visto como China la está superando a pasos agigantados hasta el punto de disputarle el trono mundial a Estados Unidos y cada vez los países integrantes de la UE muestran más divisiones. Este es el escenario actual que ha planteado Josep Piqué, el cual ha definido como “un mundo post-occidental con valores occidentales”.

Los países orientales “han aprovechado los aspectos más relevantes de nuestra cultura y han sabido mezclarlos con la suya para obtener una fórmula que les está dando mucho éxito” ha explicado Piqué. Un Oriente pujante con China, Corea del Sur, India o Japón como principales potencias que están experimentando un crecimiento económico con el que Europa a día de hoy no puede competir.

Según el exministro Europa es actualmente “una nave sin rumbo” marcada por las dudas políticas entre los diferentes países y por su debilidad económica. Pero aún así para Josep Piqué existen varios “rayos de esperanza” que conseguirán que Europa no acabe siendo “un conjunto de potencias decadentes”. Con un proyecto común centrado en el desarrollo de “las nuevas tecnologías y en la innovación” Piqué cree que Europa podría ocupar un lugar importante en el orden mundial.

Por último, Piqué ha querido realizar un análisis de la política nacional y de los múltiples desafíos a los que debemos hacer frente. “Los nacionalismos extremos en ningún caso son beneficiosos para nuestra política y economía, nos desestabilizan”. También ha querido reflexionar sobre el distanciamiento que sufren los partidos políticos, “hemos perdido la capacidad de llegar a pactos por los intereses comunes, no hay diálogo, no hay reflexión. Se trabaja para humillar al rival en vez de trabajar conjuntamente y así no podemos evolucionar”.

 

MÉS inicia el ciclo ‘I ara la política’
Proposta per les Illes expone sus propuestas ante el Cercle
Menú