El análisis de Repensar Balears en el SIWC

Workshop sobre Repensar Balears en el Smart Island World Congress

Representantes del Cercle d’economia debatieron sobre el futuro que le espera a las Islas Baleares si superan el diagnóstico que proporcionó la plataforma Repensar Baleares. Durante el Workshop llevado a cabo el pasado martes 23 en el Smart Island World Congress (SIWC), se puso de relevancia que es necesario «aprovechar las oportunidades del documento para construir una comunidad mas fuerte».

Con la participación de el vicerrector de Innovación de la UIB, Jordi Llabrés; el cofundador de IOT Labs, Bartomeu Olivares; el socio director de Wilco Sol, Carlos Rullán; el Responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de Tirme, Joan Mateu Barceló; y Joe Holles, miembro de ACTIB y moderador de la mesa redonda, donde se estableció que uno de los puntos más importantes que deben tratar los empresarios para resolver los problemas de la comunidad es la «falta de visión de los planes a largo plazo».

Tomeu Olivares puso a Barcelona de ejemplo en el que «las Baleares deben mirarse» para conseguir unas islas más tecnológicas e innovadoras. «Barcelona apostó por proyectos que sabían que al cabo de varios años les reportaría positivamente» afirmó el experto en tecnología. Por su parte tanto Llabrés como Barceló hicieron un llamamiento a la apuesta por las ingenierías que se especializan en el sector de la sostenibilidad. «Es necesario apostar por esta rama para que nuestra isla no se colapse como nos sucedió el año pasado».

Precisamente sobre el 2017, la mesa se preocupó por el crecimiento que en los últimos años está experimentando las Baleares en el sector del turismo. Todos hicieron un llamamiento a que se debía apostar por «un turismo de calidad» pero que esto no iba a ser posible sino realizamos «un cambio» en nuestra estructura y hacemos de estas islas «un atractivo educacional para los universitarios de Europa».

Sobre la «ineficacia» que existe en las administraciones públicas que «ralentiza» y provoca que a los inversores extranjeros «les cueste invertir» en las islas – a menos que se dediquen al sector del turismo – Carlos Rullán remarcó que se debía a que los funcionarios públicos no se les había «enseñado a gestionar» y que en las instituciones «se solapan las funciones» lo que provoca esta lentitud.

Nuevos modelos de negocio más inteligentes gracias a la tecnología
RIU Hoteles nuevo socio-colaborador del Cercle
Menú