La doctora en Física, Alicia Sintes, detalla en el Cercle la investigación sobre las ondas gravitacionales

Alicia Sintes, investigadora del campo de la astronomía de ondas gravitacionales merecedor del premio Nobel de Física en 2017, ha relatado su experiencia en el grupo que detectó las perturbaciones de la curvatura del espacio-tiempo mediante los instrumentos del Observatorio de Ondas Gravitacionales por Interferometría Láser (LIGO).

 

Las ondas gravitacionales son las ondulaciones que se forman en el espacio-tiempo cuando la materia se mueve y hace reaccionar al espacio-tiempo, que tarda un tiempo cierto, puesto que la información sólo puede propagarse a la velocidad de la luz.”


Así, la información que pueden arrojar las ondas gravitacionales podrá dar respuesta a la formación de los agujeros negros, el mecanismo que genere explosiones de rayos gamma o si la relatividad general es la descripción correcta de la gravedad.

La doctora Sintes ha reflexionado también sobre cómo este descubrimiento abrió un nuevo camino de igual modo en que Galileo inició una nueva era en la Astronomía al hallar las cuatro lunas más grandes de Júpiter hace cuatrocientos años.

A día de hoy, LIGO cuenta con más de 1500 científicos repartidos en más de veinte países y un centenar de instituciones implicada. Por ello, asegura la menorquina, es imprescindible la colaboración internacional e invertir seriamente en la ciencia.


Las Islas Baleares continúan en fase de desaceleración